Luego de 10 meses, llega primera ayuda a desplazados sirios

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Media Luna Roja siria empezaron ayer a entregar ayuda humanitaria a unos 50 mil desplazados en un campo cerca de la frontera con Jordania. Se trata de la primera ayuda que llega desde enero al campo de Rokban, en el Sureste de Siria.

La operación durará de “tres a cuatro días”, precisaron las organizaciones en un comunicado conjunto.

La ONU proporciona “una ayuda humanitaria, sanitaria e higiénica en cooperación con la Media Luna Roja siria. También llevamos a cabo una campaña de vacunación para proteger a unos 10 mil niños contra el sarampión y la polio”, indicó Ali Zaatari, coordinador humanitario del organismo.

El convoy de ayuda está integrado por “78 camiones” cargados de “productos alimenticios y bolsas de harina, ropa para niños, kits de higiene y medicamentos”, según la Media Luna Roja.

A principios de octubre, un bebé de cinco días y una niña de cuatro meses murieron en Rokban por falta de cuidados, según la Unicef.

La situación humanitaria se ha deteriorado significativamente en esta zona desde un atentado suicida perpetrado en junio de 2016 por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) contra el ejército jordano, que sufrió siete bajas. Amán cerró entonces su frontera con Siria, declarándola “zona militar”, y prohibió el paso de toda ayuda hacia los campamentos de refugiados. A partir de esto sólo ha autorizado algunas entregas de ayuda humanitaria a pedido expreso de la ONU.

La llegada de la ayuda aliviará a los refugiados del campo y les brindará “cierto confort”, pero ésta “no es frecuente”, dijo Abu Karim, un refugiado en el lugar. Esta ayuda “resuelve parte de la crisis alimentaria, pero no así los problemas sanitarios. Seguimos sufriendo la falta de médicos y hospitales (…) aunque sólo sea para brindarnos primeros auxilios”, lamentó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here